Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

Entrevista al Presidente del Consejo

El Doctor Mario Silvio Fera, en su carácter de Presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación, estuvo en la Ciudad de Paraná para participar en el “XIII Encuentro Nacional de Jueces de Cámara de Tribunales Orales Federales y Nacionales”, que fuera organizado por el Tribunal Oral en lo Criminal de esa ciudad.

El periódico “El Diario” de Paraná, Entre Ríos, le realizó una entrevista que fue publicada el domingo 2 de octubre bajo el título “El Consejo de la Magistratura busca transparencia y menos politización” y que a continuación se transcribe “Mario Fera, Presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación (CMN), sostuvo que la institución creada por la Reforma del 94 recién ahora “está empezando a definir su identidad”. Habló de propuestas de modificación del funcionamiento del organismo que debe apuntar a “una mayor objetividad” en la selección y aplicación de sanciones a magistrados”

Fera vino a Paraná a participar en el XIII Encuentro nacional de Jueces de Cámara de tribunales Orales Federales y Nacionales”, organizado por el Tribunal Oral en lo Criminal de esta ciudad.

En un alto en las actividades del encuentro de Jueces que se llevaron a cabo en el Aula Magna de la sede local de la UCA, el Presidente del Consejo evaluó el estado actual y el futuro del ente que tiene cuatro grandes áreas: selección de magistrados y escuela judicial; control disciplinario; administración del poder judicial; y un área reglamentaria.

IDENTIDAD.
El Camarista laboral de Capital Federal, que preside el organismo desde febrero de 2011, considera que los poco más de doce años de vida del Consejo –puesto en funcionamiento por ley del año 1999- constituyen un lapso breve para sacar conclusiones finales sobre sus bondades y desventajas. Sin embargo, estimó que el Consejo de la Magistratura “está comenzando a caminar hacia su identidad dentro del sistema judicial argentino”.

Esa definición de rol y perfil pasa, por un lado, por consolidar su relación con la Corte Suprema y su correcta ubicación frente a los tribunales inferiores. “En otras épocas el Consejo atravesó momentos de mucha fricción con la Corte. Eso no contribuyó a que el organismo consolide su propia identidad. Ahora estamos avanzando para que la institución se dedique fuertemente a las dos áreas que son de incumbencia exclusiva, las de selección y disciplina, y armonice con la Corte las tareas de administración y reglamentación, donde hay incumbencias y responsabilidades compartidas”, aseguró

En ese sentido, Fera consideró que en sus áreas exclusivas, el Consejo debe asumir con mucha seriedad su rol, “con mayor profesionalidad y menor politización. A eso apunta mi gestión. Debemos fortalecer lo profesional y disminuir lo político porque el Consejo de la Magistratura no puede ser un organismo donde prevalezca lo político. Caso contrario, desnaturalizaríamos la acción que se espera del organismo, de acuerdo a la Constitución y las normas, que es una labor técnica, donde predominan los métodos objetivos de evaluación de candidatos y de las conductas de los magistrados” explicó.

INVERSIONES.
“El Consejo de la Magistratura está funcionando desde mi presidencia con un fuerte acento en los proyectos de infraestructura y tecnología” aseguró el entrevistado, y destacó como buen avance, la creación de un comité ejecutivo de inversión del Poder Judicial, creado a partir de una tarea conjunta con la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN). “En ese marco ya pudimos adquirir inmuebles, alquilar otros y poner en marcha obras que estaban paradas desde hace mucho tiempo, entre ellas, la de remodelación y refuncionalización del edificio de la II Brigada Blindada del Ejército, en avenida 25 de Mayo de Paraná. (Ver “Falta de espacio”)

“En materia tecnológica tenemos dos avances” afirmó. Y enumeró, la licitación de 7.000 equipos de computación, que es “el nuevo hardware con el que vamos a contar en los próximos años”, y la licitación del “software de gestión para todo el Poder Judicial Federal y de la Nación”. “Ayer se aprobó la adjudicación a la empresa proveedora de los programas, que van a producir un cambio fundamental en los modos de trabajo del Poder Judicial, permitiendo la interconexión de todos los organismos, con un sistema informático uniforme”, aseveró.

CAMBIOS.
Pero más allá del equipamiento e infraestructura, el titular del Consejo tiene en mente algunos cambios para mejorar el proceso de selección y la aplicación de las sanciones disciplinarias, que son dos áreas de incumbencia exclusiva del CMN.

“En materia de selección avanzamos este año con dos cambios reglamentarios: ampliamos el número de jurados e introdujimos pautas para la prueba oral. Sin perjuicio de ello, estoy analizando la posibilidad de hacer un planteo de modificación legal, que nos permita llamar a concurso antes de que se produzcan las vacantes, anunció el funcionario. Según el entrevistado, si en lugar de esperar a que se produzca la necesidad de cobertura de un cargo, el Consejo avanza y tiene listo el concurso al momento de generarse la vacante, “podríamos llegar a ganar hasta 43 meses, en promedio, en el proceso de selección de los magistrados”. Eso redundaría en beneficio del sistema de subrogancias, que hoy es un problema, porque no está reglamentado y es un régimen de excepción que se ha naturalizado”.

También está en estudio una modificación del reglamento de disciplina, respecto de los requisitos para la formulación de denuncias contra magistrados. “Por un lado propongo la asistencia letrada de los denunciantes y por otro, una mayor celeridad y agilidad de aquellas denuncias, que prima facie se advierten manifiestamente infundadas”, señaló el Presidente del órgano. Pero además, estudia la posibilidad de que el Consejo declare la temeridad o malicia de los denunciantes, cuando corresponda. “Actualmente, en muchos aspectos, los magistrados están sujetos a un proceso que pone en riesgo su independencia, porque genera un mecanismo de presión directa o indirecta” argumentó.

FALTA DE ESPACIO
Cuando se le consultó sobre la situación de la Justicia Federal en Entre Ríos, el Presidente del Consejo de la Magistratura no dudó en destacar como “mayor inconveniente” la falta de infraestructura y el estado de los edificios ocupados por los organismos.
“Comenzó hace poco la primera causa por delitos de lesa humanidad y está previsto que próximamente comience otro debate de ese tipo, por lo que estamos viendo las posibilidades de ampliar los espacios. La causa que viene va a requerir aún más lugar que el juicio que se está realizando ahora”, señaló.
Pero además, destacó que hay un proyecto ambicioso de mediano plazo, de remodelación del edificio que fuera de la II Brigada Blindada del Ejército, ubicado frente a la sede de la Cámara Federal. “Es un plan en curso, pero va a llevar un tiempo. Lo importante es que se reactivó esa iniciativa que estaba parada. Mientras, tratamos de resolver lo urgente, que es acondicionar espacios para estos juicios” evaluó.

EL CASO DEL “MACHETE” Y SUS CONSECUENCIAS
En 2009, en Paraná, en un concurso para cubrir el cargo de Juez Federal de la ciudad se produjo un escándalo que repercutió a nivel nacional, y desembocó en modificaciones al sistema de selección de magistrados. Dos aspirantes descubrieron que el concursante Hernán Tuppo tenía en su poder los casos que debía resolver en el examen escrito, y que en teoría sólo conocían los jurados.

“Tal como estaba concebido, el mecanismo siempre dejaba margen a ciertas sospechas sobre algún candidato. En el sistema actual el anonimato se relativizó porque hay una instancia de evaluación oral. A partir de ese caso y de otras sospechas se estableció una modificación reglamentaria, que lo torna un poco más lento y cuya efectividad todavía desconocemos. Deberíamos lograr conjugar la celeridad con la transparencia, y una mayor objetividad en los métodos de análisis” opinó el Presidente Fera.

“El proceso debe ser lo más rápido posible pero siempre y cuando se mantenga la transparencia, que hoy por hoy es parte de la política de estado del Poder Judicial. Y habrá que tratar de privilegiar en el Consejo los métodos objetivos de evaluación, para que los criterios políticos queden limitados a la etapa en que el Poder Ejecutivo elige a un aspirante de entre la terna confeccionada por el organismo” sintetizó.”

Usted está aquí: Home Presidencia Entrevista al Presidente del Consejo
Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech